27 de febrero de 2014

Y... ¿el invierno?

Mito favorito sobre Noruega:

Noruega es HELADO, hace muchísimo frío. Estamos a -30°C al menos 10 meses al año. Hace tanto frío, que la gente no se puede ni debe bañar diario (eso escuché una vez en México).

Lamento romperles su corazón de pollo, pero éste mito es falso.

Sí, Noruega significa "el camino hacia el norte". En efecto, Noruega está en el norte de Europa y por lo tanto hace mucho frio. Pero resulta que gracias a precisamente México lindo y querido, es que no hace tanto frío como "debiera" hacer acá.

En México inicia la famosa y bella Corriente del Golfo. Les sugiero visitar el link que incluí y ver el artículo en Wikipedia. Pero si quieren la versión corta: la corriente del Golfo se origina en el Golfo de México, y templa las temperaturas a lo largo de la costa de Noruega, por lo que mientras en Suecia y Finlandia pueden estar a -19°C, aquí estamos a -2°C. Y créanme es una diferencia importante.

Los inviernos duran mucho en ésta parte del mundo. Pero no es nada más Noruega, sucede en todos los países de Europa del Norte. Sobre todo, si comparamos con el centro de México. En Guadalajara, según esto es invierno desde diciembre hasta marzo. Pero en realidad hace frío durante unas dos o tres semanas, y después hace calor. Si acaso, amanece muy frío en las mañanas pero al medio día ya dan ganas de quemar las chamarras.

Acá, los cambios de temperatura entre día y noche no son tan pronunciados. Si estamos a -2°C, estamos a esa temperatura por lo general todo el día y noche. Normalmente, cae la primer nevada por ahí de Octubre, pero se derrite enseguida. Después, comienza ya a nevar pitando todo de blanco por Noviembre y sigue nevado y bello hasta mediados de Abril/Mayo. Es común que en las vacaciones de Pascua, se vaya la gente a esquiar de tanta nieve que cae cuando ya está el invierno moribundo.

Pero éste invierno de 2013-2014, ha sido el más loco en la historia de cuanta persona con la que he platicado ha visto. Cuando todavía no llegaba el otoño, cayó la primer nevada. Esto nos asustó porque pensábamos que sería un invierno extra largo. Finales de Septiembre, inicios de Octubre: nieve. Puta madre. Pero luego se derritió y comenzó a llover y llover. Llovió, y llovió más. Siguió lloviendo. Llegó navidad y la temperatura nunca bajó de 8°C, festejar Navidad sin nieve no sabe igual. Llegó el Año Nuevo y al fin dejó de llover, pero tampoco nevó.

Por ahí de enero, ya que no había lluvia por convertir en nieve, se le ocurrió a la temperatura caerse de golpe. Un día estábamos a 8°C y al día siguiente tómala que a -19°C. En mis años aquí, he visto que cada invierno tiene dos o tres semanas en las que cae la temperatura a menos de -10°C, patrón muy parecido al invierno en Guadalajara. Por lo general, uno no puede ver el pavimento en las calles por el hielo y nieve hasta abril. Pues bien, las calles están limpias desde Enero. He usado tacones todo el invierno, cosa que no me atrevo a hacer cuando hay hielo.

A principios de Febrero, subió la temperatura otra vez. Todo el mes hemos estado a más de 4°C y esa ya es temperatura digna de andar en camisetas por la calle. El colmo, fue que hace una semana comencé a estornudar. Ya anunciaron que ha comenzado la temporada de alergias, porque ya empezó a crecer todo lo verde que estaba dormido. ¡Eso no sucede hasta Mayo/Junio! Hay muchas teorías en el ambiente. Algunos dicen que esas semanas de frío sin nieve, fueron el invierno y que el verano ya viene. Otros, dicen que el invierno va a regresar para vengarse y que en Junio vamos a tener nieve.

¿Qué pienso yo?
Yo creo que el invierno se fue de paseo a Estados Unidos. Nevadas en donde nunca las hay, calamidad y desorden por doquier. Creo que el verano ya viene, y eso verde que veo en el pasto ya está para quedarse. Más me vale comenzar a trabajar en mi selva/jardín, porque parece que va a estar duro éste año mantenerlo. Les debo las fotos.

9 de febrero de 2014

Oslo



Los Juegos Olímpicos de invierno son un asunto serio en Noruega. Para muestra vean la calle con la gente reunida alrededor de una televisión que mostraba la competencia en turno, en el centro de Oslo.

Así es, ando en Oslo. Tenía un buen rato sin venir y ha sido muy extraño andar por acá, sobre todo porque ha cambiado mucho la ciudad y también porque siento algo familiar al andar acá. Casi como cuando volví a Guadalajara después de algunos años fuera.

¿Nostalgia? ¿Qué es eso raro que se siente? ¿Cómo puedes familiarizarte y tener vínculos con una ciudad que en un principio no tenía nada que ver contigo? Esta y otras preguntas me asaltan mientras veo el resumen olímpico.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...