Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2009

Vacuna influenza y kaka

Imagen
Ya cumplí dos meses en mis clases de noruego. Creo que voy bien, aunque el dialecto local sigo sin entenderlo, y seguiré... Pero no, este todavía no es uno de los tantos posts que tengo planeados para quejarme del idioma.

En días pasados nos pusieron a conjugar los adjetivos. Ya que, al igual que en el español, se conjugan de acuerdo al género del sustantivo en cuestión. No me pude resistir a tomar una foto al ejercicio.

Adjektiv:
God (bueno)

brødet er godt
kaka er god
kakene er gode

Tuve un ataque de risa a media clase, compartido por mis amigas de Brasil y Ucrania, ya que tanto en portugués como en ucraniano, kaka quiere decir: caca. Estos escandinavos tan ocurrentes, que palabra tan horrible para un pastel.

Hoy me vacunaron contra la influenza A1H1, aunque aquí le siguen diciendo influenza porcina. Se supone que la primera oleada de vacunas es hacia las personas débiles como niños, mujeres embarazadas y personas con problemas respiratorios. Yo tengo asma, así es que me tocó que me vacu…

Por alguna extraña razón

Imagen
Por alguna extraña razón, y digo extraña porque la razón en sí no existe, ese día se me ocurrió dormir con los pies en donde normalmente recuesto mi cabeza. No sé qué fue lo que me impulsó a hacerlo, simplemente lo hice y me acurruqué a dormir. Horas después, empezó una de esas lluvias con truenos y relámpagos que suelen caer en Guadalajara. El sonido de los truenos me trajo de vuelta desde mi sueño profundo, pero seguí recostada dormitando. Abría los ojos tan sólo una milésima parte cuando había relámpagos.

Con la luz de un relámpago especialmente luminoso, alcancé a ver una mancha en la pared, a unos sesenta centímetros de donde normalmente estaría mi almohada. La mancha no formaba parte de mi pared, por lo que llamó mi atención y abrí los ojos de repente para ver bien lo que era. Cuando pude enfocar bien mi vista, me dí cuenta de que era un alacrán color café oscuro, que caminaba lentamente y en mi horror lo confundí con un escorpión. Obviamente corrí a prender la luz, y no pude dor…

Havregrøt

Imagen
¡Qué delicia! ¿A poco no?

El día de hoy me llegó la nostalgia. Mientras probaba el primer bocado de la cena, medité durante largo rato sobre los días en que me ponía resistol en la palma de la mano y lo dejaba secar. Dibujaba estrellas o corazones y después, lo arrancaba de mi palma con cuidado. A veces quedaban bien, pero normalmente quedaban inservibles. Mi maestra se enojaba cuando yo hacía eso en clase, que delicada.

También me acordé del engrudo, de las veces que lo preparábamos para hacer adornos en la escuela. De la vez que hice engrudo en casa, porque tenía ganas de hacer una máscara color dorado de mi rostro. Muchos pensamientos para tan sólo un bocado, dirán ustedes, pero la mente a veces es veloz. Sobre todo cuando se expone a texturas y sabores tan peculiares.

El día de hoy les voy a contar sobre un platillo muy común en la cocina noruega, se llama havregrøt. Aunque algunos lo procuran para el desayuno, hay quienes lo toman como el platillo principal del día. Leyó usted bien,…