Por alguna extraña razón

Por alguna extraña razón, y digo extraña porque la razón en sí no existe, ese día se me ocurrió dormir con los pies en donde normalmente recuesto mi cabeza. No sé qué fue lo que me impulsó a hacerlo, simplemente lo hice y me acurruqué a dormir. Horas después, empezó una de esas lluvias con truenos y relámpagos que suelen caer en Guadalajara. El sonido de los truenos me trajo de vuelta desde mi sueño profundo, pero seguí recostada dormitando. Abría los ojos tan sólo una milésima parte cuando había relámpagos.

Con la luz de un relámpago especialmente luminoso, alcancé a ver una mancha en la pared, a unos sesenta centímetros de donde normalmente estaría mi almohada. La mancha no formaba parte de mi pared, por lo que llamó mi atención y abrí los ojos de repente para ver bien lo que era. Cuando pude enfocar bien mi vista, me dí cuenta de que era un alacrán color café oscuro, que caminaba lentamente y en mi horror lo confundí con un escorpión. Obviamente corrí a prender la luz, y no pude dormir hasta que maté al alacrán y revisé cada milímetro de mi cuarto.

Hoy jueves 8 de octubre de 2009, acabo de llegar a casa. El corazón me palpita muy rápido y pienso en ese alacrán que después reposó en alcohol muchos años. A cuantas personas lo vieron, les conté que lo maté en mi cuarto, aunque no les dí detalles sobre la fuerza extraña que me hizo dormir ese día al revés.

Los caminos noruegos son muy oscuros y angostos. Si no se trata de carreteras principales, sólo se alcanza a ver unos cuantos metros gracias a las luces de los autos. De hecho, sin dichas luces el cerrar los ojos y abrirlos no provoca ninguna diferencia en la visibilidad por las noches. Hay muchos campos de trigo, y casi todo es bosque.

Hace rato, venía manejando sola en medio del bosque. Por alguna extraña razón, bajé la velocidad a ridículos 40 km/h en plena carretera. No había ninguna casa cerca, ningún señalamiento, absolutamente nada que mi hiciera bajar la velocidad, simplemente lo hice. Unos cuantos metros después me tocó ver a un lado del camino a dos alces.

Una de las principales causas de muerte accidental en la zona, es por colisión con alces. Debido al tamaño y altura del animal, los autos chocan primero contra las patas y esto arroja el cuerpo entero del alce hacia el parabrisas. Cada animal pesa entre 380 y 720 kgs, peso que no soporta ningún cristal normal, y menos a alta velocidad.

¿Qué me hizo bajar la velocidad?
Ni yo les puedo contestar. El verdadero miedo, es que algún día esa extraña fuerza o razón deje de funcionar. Tengo una combinación extraña de miedo, emoción, sorpresa y sobresalto dentro de mi en estos momentos. Mexicanamente hablando: me cagué.

Comentarios

  1. Guau!

    Creo que esa extraña fuerza o razón se llama intuición. Básicamente lo que habría pasado es que tu subconsciente sí identificó algunas "señales" que a nivel consciente no captas, y actuaste sin saber por qué. Definitivamente te recomendaría leer "blink: inteligencia intuitiva" para que entiendas más de lo que hablo, pero en fin, lo bueno es que estás bien. :)

    BTW, me encantó tu cierre mexicano, jaja

    ResponderEliminar
  2. no mameeeeeeeeeees es como el titulo de esa pelicula de robert de niro..."me cago de miedo"

    Que bueno que tu sexto sentido esta alerta, sino a quien chingados le mandare una lata de chiles algun dia?

    Tetas, tetas!!!


    =****

    ResponderEliminar
  3. Sip, es intuición, y qué bueno que le haces caso o no estaríamos leyendo tu anécdota (muy buena por cierto).
    saludos.

    ResponderEliminar
  4. todos tenemos un ángel de eso no hay duda!!!.

    ResponderEliminar
  5. Hola FunkyPuma,
    Mira, que bueno que me dices de ese libro, que justo andaba buscando un libro más para entretenerme... lo voy a buscar en audible.. :)

    Saludos!

    Hola hot lips!
    Pues yo sí me cagué... y con ganas.. jajaja

    Hola D!
    Gracias por tu comentario, te ha pasado algo así?

    Hola Tati!
    Eres la autora de la segunda teoría, el ángel de la guarda.. :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Qué bueno que estás bien!
    yo también estaría con esa extraña combinación de emociones.

    ResponderEliminar
  7. Nada más y menos que tu intuición!
    :)

    ResponderEliminar
  8. Qué bueno que estás bien!! No creo que deje de funcionar, simplemente continúa con la antena parada como hasta ahora y haz caso a tu instinto.

    ResponderEliminar
  9. Siempre lo digo y siempre lo dire, la intuición nunca falla, y cuando por algo uno hace las cosas no hay que cuestionarlo, simplemente hacerlo.

    Saludos y cuidate mucho

    ResponderEliminar
  10. Hola ^-^ Es bueno seguir esos impulsos que nos hacen cambiar la rutina por un beneficios que desconocemos. Uno no siempre sabe identificar o hacer caso a algo aparentemente sin razón. No creo que llegue a fallas si sigues prestando atención como hasta ahora =)

    Saludos ^.^

    ResponderEliminar
  11. Hola!!
    Tengo una pregunta, queremos ir unos amigos a Oslo la segunda semana de enero..crees que habrá mucha nieve?? graciasss :)

    ResponderEliminar
  12. Hola Anónimo,

    Pues... varía mucho, pero si quieres ver nieve, no te recomiendo Oslo, ahí aunque hay nieve, está sucia y aplastada por los coches...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Hello
    We would like to invite You to join us at the first Social Network for Foreigners in Norway.
    I think this is pretty unfair that all the discussion boards and interesting places are in Norwegian in this country.
    So, we decided to change it and created a new place for all foreigners in this country and everybody who is interested in Norway.
    All the services: forum, classified, blogs, articles, etc . are totally free for everybody.
    You can find us at www.immino.no
    Also, if you are interested, we can add link to your blog to our "blogs about norway" category
    Sincerely
    Diana
    www.immino.no
    www.foreignersinnorway.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Como enfriar un cuarto en tres patadas

Los numeros en LOST

Pero... que pendejos y tapados están en Banamex