31 de julio de 2013

Ser china en tierra de lacios

Ayer me dio por escuchar podcasts. De repente escuchar algún programa de radio de México lindo, me pone muy de buenas. Mi selección fue Martha Debayle, y el tema era sobre Cuidados del Cabello.

Yo no me atrevería a dar consejos para un cabello normal, porque no tengo cabello normal. Mi cabello es chino/rizado natural. Creo que bien pudieron tomar mi ejemplo y evitar dar consejos para pelo chino o rizado, ya que los que dieron estuvieron horribles y contrario a lo que se debe hacer. Para cabello normal, me imagino que los consejos estuvieron geniales, pero de eso yo no sé.

Mis chinos y yo
Me tomó años aprender a domar mis chinos. AÑOS de penas y sufrimientos (en serio). Tan ruda estuvo la cosa, que en una reunión de reencuentro de la secundaria, alguien preguntó atinadamente que si ya me peinaba. ¡En serio!

Una de las desventajas de ser hija única de una madre soltera, es que resulta casi imposible escaparse de las pinches ideas tan locas que se le meten en la cabeza a la madre en cuestión. Una fatídica vez, cuando yo estaba todavía demasiado peque para comprender lo que sería de mi después de este acontecimiento, mi madre escuchó que el acondicionador hace pesado el cabello por todas las siliconas que tiene. A partir de ese día, el acondicionador fue declarado como enemigo público muy a la par con Satanás, y en mi casa estaba prohibido.

Mi mamá tenía el cabello normal, es decir, un poco ondulado pero por lo general lacio. Se cepillaba con cepillos carísimos de cerdas naturales y le quedaba brillante y sedoso. Por lo mismo, mi madre me jodía a cada oportunidad para que me cepillara, que porque el brillo y sedosidad estaban a tan sólo cien cepilladas de alcanzarme. Una vez, le hice caso y me cepillé el cabello cien veces. (Otra pinche idea loca que algún "experto" de la época le dio a mi madre). ¡Fue horrible! ¡Horrible! El cabello se me esponjó de tal manera, que parecía la pantera rosa cuando la metieron a la lavadora. ¿Se acuerdan? Otro factor que tampoco ayudaba, es que mi mamá por su tipo de cabello, usaba cortes rectos y odiaba las capas.

Para ésta foto, mi madre tuvo la paciencia de cepillarme varias veces, para que según ésto saliera linda en la foto. Nótese el corte de triángulo y el afro.

Imagínense el horror. Cabello chino, lavado con solamente champú, sin usar acondicionador. Sin gel, mousse o ningún producto para aplacarlo que porque según ésto "es mas sano dejarlo al natural". Para evitar que se me esponjara, no me cepillaba el cabello, mi mamá me tenía prohibido desenredarme el cabello cuando estaba mojado porque también había escuchado que eso maltrata el cabello normal.

- Inserte muchos suspiros aquí -

Un bendito día, una amiga de la familia llegó de visita y nos habló del nuevo acondicionador que había comprado y habló maravillas. Gracias Consuelo, en serio que hasta hoy reconozco y agradezco lo que hiciste por mi sin querer (queriendo). Para entonces yo ya tenía unos 14 años, sufría de un severo trauma y estaba convencida de que tenía una maldición que sentaba sobre mi cabeza. Mi cabello nunca, jamás se acomodaba y se veía horrible, como una maraña de estopa que había sido remojada en algún solvente.

Cuando descubrí el acondicionador, fue un cambio radical. Mi vida cambió, mi cabello cambió. Ya nunca más me sentí como monstruo. Muchas veces le pedí consejos a estilistas sobre cómo tener un mejor cabello, y los consejos que me daban eran muy parecidos a los que dieron en el podcast que mencioné antes. Muy pocos estilistas saben cómo lidiar con los chinos/rizos. Incluso a la fecha, sigo escuchando malos consejos de estilistas lacios que no tienen ni puta idea de las tarugadas que aconsejan. Si tienes cabello chino y quieres consejos, pregúntale a un estilista que tenga cabello chino.

Rutina de aplacamiento de greñas, inventada por su servidora
Me tomó años de experimentos y ridículos para recolectar ésta información. Es lo que funciona para mi. Espero que le sirva a alguien. Es más, si quieren hacemos un círculo de apoyo por traumas relacionados con los chino. Ya pues.

Corte
Aquí aplico justo la misma regla que para los consejos, solamente voy con un estilista que tenga cabello chino. Aquí en Noruega de plano ya renuncié a que me corten el cabello, dos veces me han cortado el cabello y dos veces me lo han dejado fatal. Se recomiendan cortes en capas y evitar cortes con navaja que solamente hacen mucho peor el frizz. Evitar también cortes parejos, a menos que el look de triángulo en lugar de cabeza sea lo suyo.

Lavado
Champú una o dos veces por semana, el resto del tiempo lo lavo con acondicionador. (Co-Washing). El acondicionador es el mejor amigo del cabello chino: hidrata, protege y ayuda con el desenredado. Procuro dejarlo reposar de dos a tres minutos. Por ahora uso el Foxy Curls de Tigi, porque lo encontré en oferta, pero por lo general compro de los mas baratos, que son precisamente los que tienen menos ingredientes, muchos de ellos dañinos.

Peinado
Evitar:
¡Prohibido cepillar! El cabello chino, nunca, jamás se debe cepillar, NUNCA. Tampoco se debe frotar desde la raíz con la toalla, porque esto desbarata los chinos. 

Procurar:
El cabello chino se desenreda con ayuda de algún peine o cepillo de cerdas separadas, con mucho cuidado cuando el cabello está aún empapado. Repito, se desenreda estando mojado, eso es lo más importante. Yo aprieto un poco el cabello con ayuda de una toalla para quitar el exceso de agua, aplico alguna crema para peinar o acondicionador que no se enjuaga y desenredo mi cabello con muchísimo cuidado de no trozarlo. Después, uso una toalla en forma de turbán, pero solo ya que está desenmarañado.

Al cabo de unos 5 a 10 minutos, retiro la toalla, y pongo tratamiento para las puntas, y después utilizo un gel líquido o cualquier gel especial para cabello rizado. Por ahora ahora uso el Balsami Presto de Tec Italy junto con el Scultore Fine. Cuando aplico el gel, procuro pegar los rizos en lugar de separarlos con los dedos (como la mayoría hace cuando se acomoda el cabello). Después de ésto, lo dejo secar al natural. Ya que está seco el cabello, doy un leve masaje al cuero cabelludo para dar volumen y ya.

Aparte de ésto no tengo demasiados cuidados. Tengo una mascarilla hidratante para el cabello de Sebastian que uso cada vez que me acuerdo, y por lo general me acuerdo una vez al mes.

Mis productos favoritos para el cabello son:
Leave-in Protector de L'anza para cuando voy a usar secadora o plancha.
Cremas para peinar, la que caiga ayuda.
Gel líquido o gel especial para rizos. 
Tratamientos que no se enjuagan.
No sé, igual y luego hago un board en Pinterest de productos para el cabello que me gustan.

Testimonios
Esta sección es como en los infomerciales, tipas con el antes y después en las que en la primer foto salen con maquillaje morado en las ojeras y con cara de pedo y en la segunda salen sonriendo. Imagínenme a mí a los 16 años hablando español con doblaje de España: "Gracias a estos consejos, mi cabello pasó de verse como estopa remojada en solvente, a verse ¡como cabello humano!"


Mis chinos en la actualidad. Ni la cara ni las manos son mías.
Habrá quien diga que es una lata hacer tanta cosa por el cabello, en realidad no toma tanto tiempo. Aquí les dejo el enlace a un tutorial genial que explica mas o menos lo que yo hago cuando tengo que usar secadora. Ya si se quieren poner hardcore, también les dejo el enlace al canal de una chica que se dedica en cuerpo y alma a sus chinos. Lee etiquetas, aprende de los ingredientes, duerme con sábanas y gorros de satin, se trenza el cabello cada noche, etc.

Por cierto, que según entendí en el podcast no se dice cabello, se dice pelo. Según yo son sinónimos y cuando estuve en México la última vez, estaba in usar la palabra cabello, que porque pelo se escuchaba menos elegante. Válgame con el léxico cambiante.

¿Alguien más ha batallado con sus chinos?

12 de julio de 2013

Vømmol 2013


The lovely bride


Cada año se organiza el desfile para el Vømmolfestivalen. El desfile en donde está prohibido tomarse algo en serio. El tema de éste año fue "bodas". Aquí les dejo la foto de la novia mas bella que vi ese día.

5 de julio de 2013

La superluna

Algo así como 15 amigos compartieron esta misma foto en Facebook
Superluna. ¿De dónde salió eso? A mi me suena como a una luna con sonrisa y copete estilo Superman, pero con una capita color rojo. Lista para salvar a la tierra de los diabólicos marcianos. Recuerden que el planeta es ROJO ¿Eso les da una pista de la naturaleza de sus habitantes? ¿Eh? Ténganme paciencia, ésto me sucede cuando me persigue la imagen de una caperucita luna cada que alguien dice ¡SUPERLUNA!

Pero, contrario a lo que han berreado durante días en Twitter los hipsters, el término "superluna":
  • No se les ocurrió éste año a los diarios para promover sus decadentes ventas.
  • Tampoco es una conspiración para promover que compremos papel sanitario. 
  • Pepito y Chabelo no tienen nada que ver.
El término "superluna" ya existía desde antes, se le ocurrió en 1979 a un astrónomo llamado Richard Nolle quien no tiene página en Wikipedia, pero cuando se ingresa el wiki con su nombre, éste redirecciona a "supermoon". Tomen ésto hispters de Twitter, resulté mucho más hispter yo. Porque yo desde antes de poder hablar ya le decía superluna fíjense.

Tal vez imaginan ustedes que les voy a compartir unas bellísimas fotos de la superluna en Noruega, acompañada de los fiordos y la luna de plata reflejada en el mar. Pero no, aún cuando me puse lista a mínimo observar el fenómeno, el sol tenía su fiesta propia. El solsticio de verano coincidió con la superluna. ¿Qué significa ésto?
¿Qué tal? Salió el sol a las 2:28 am y se ocultó a las 23:35 el día del solsticio.

El solsticio
En México y otras latitudes casi no hay diferencia notoria entre el día del solsticio y los días de la misma semana. Los niños en las escuelas primarias son sacados a asolearse en el patio para que vean como "no tienen sombra" mientras casi mueren deshidratados (lo digo por experiencia propia). Otros hacen fiestas, rituales, van a saludar al sol a lugares históricos, etc. En Suecia tienen un festival que suena envidiable de "mitad de verano", pero aquí en Noruega no pasa absolutamente nada. NADA.

Lo único recordable de los días cercanos al solsticio es que, sobre todo los que no nacimos por acá, tomamos fotos del cielo aún iluminado alrededor de la media noche. De lo cual, me declaro culpable, porque en los últimos dos años he tomado fotos.

Vista desde mi casa al filo de la medianoche.
Pero volviendo al tema de la superluna. Por mi casa no se vio nada. Me la pasé leyendo reportes en Twitter de lo bellísima que se veía, incluso Gaby me recomendó una app buenísima llamada GoSkyWatch que me ayudó a localizar a la luna con ayuda de mi teléfono. Aquí les dejo una foto de la app en funcionamiento:

La luna estaba escondida, convenientemente al lado del sol
Gracias a la app, pude apreciar que la luna estaba justo pegadita al sol, el sol brillaba y brillaba, y pues no vi nada. Lo mejor del caso, es que no fui a algún fiordo para tomar fotos espectaculares de la luna, porque entonces sí hubiera sido un gran problema.

Pero no hay por qué quedarse con las ganas de ver imágenes lindas del solsticio y de la superluna. Me encontré ésta galería de fotos buenísima que nos platica visulamente cómo se celebraron ambos eventos alrededor del mundo:

http://www.theatlantic.com/infocus/2013/06/the-solstice-and-the-supermoon/100540/

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...