Alergia a internet

Días como hoy, me da un gusto enorme que no tengo que tratar directamente con los clientes. Es que uno escucha cada cosa, que ya no sabe si es una leyenda urbana o de qué se trata. Esta la puedo contar casi de primera mano. Le pasó al amigo de un amigo en una empresa que no es en donde yo trabajo. Y dice así:

Llama una señora iracunda al departamento de Servicio al Cliente. Explica durante largo rato que se siente mal, y no ha podido ni dormir por culpa de sus alergias. Después de que el pobre e indefenso agente de Servicio al Cliente le hace saber de su simpatía y confusión de qué pitos tiene eso que ver con su internet, ella explica casi entre lágrimas que quiere que le cambien el ruteador, quiere uno que no tenga WiFi. En un esfuerzo por arreglar el problema del cliente, que para ahora ya estaba casi histérica, le pregunta el motivo. La mujer dice: razones médicas, soy alérgica a las ondas de internet.

Pausa. Repito: Alergia a las ondas de internet.


Mi cara cuando me dijeron de la alergia.

El ahora confundido pero aún amable agente le intentó explicar que jamás había escuchado de semejante cosa, ante lo cual, la mujer cada vez más iracunda le hizo saber que le habían hecho estudios médicos. Su médico le explicó que ella es alérgica a las ondas de internet y ya. Ella habló con todos sus vecinos, y está desesperada porque nadie le hizo caso de apagar sus respectivos WiFi, pero al menos dentro de su casa quiere deshacerse de ese objeto diabólico llamado ruteador. Pero no quiere quedarse sin internet tampoco, ¿qué haría sin Facebook? La solución es simple: un ruteador sin opción de redes inalámbricas.

Changos, y ese ¿de donde lo saca uno? El apreciable y amable agente le explica que el último ruteador sin capacidad de WiFi fue enviado en un embarque hacia el tercer mundo hace ya más de 5 años, por lo que es posible que se tarden en conseguirlo, pero le explica que es posible deshabilitar la opción de WiFi para que ella se conecte por medio de cable y ya no sufra problemas.

- ¡Pero es que mi cerebro funciona como una antena! Soy muy sensible a las ondas de internet.

Después de un estira y afloja de algunos largos minutos, se le deshabilitó remotamente la opción de red inalámbrica y ella quedó feliz. No ha vuelto a llamar.

Cuando leí el reporte me morí de la risa, y un chiste local es que cada que le duele a alguien la cabeza es por culpa del internet y los diabólicos ruteadores. Pero después de revisar un poco en línea, me di cuenta de que esta persona no es la única que dice sufrir de alergia a las ondas electromagnéticas. Hay varios casos de personas que se dicen alérgicos y nadie (o casi nadie) les cree. Yo creo que tiene más de hipocondríaca que de alérgica. ¿Que será al final?

Comentarios

  1. guess what... http://www.bbc.co.uk/news/world-us-canada-14887428

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ese es uno de los links que me encontré cuando luego quise revisar.

      Eliminar
  2. Yo ya sabía de ello, acá hay gente alérgica a la electricidad, o a las ondas electromagnéticas tal cual, inlcuso les hicieron un espacio reservado en una clínica que estaba libre de todo ese tipo de señales, y varios pacientes viven medio aislados en el bosque. Por cierto, eran pocos los pacientes (pero reales) y querían recortar fondos de us cliniquita me acuerdo. No dicen sufrir de, les hacen estudios y comprueban que efectivamente son alégicos a ello. Ya no ponga cara de what, lea:

    http://sv.wikipedia.org/wiki/El%C3%B6verk%C3%A4nslighet

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que espanto, las ondas electromagnéticas las hay en todo lugar, basta ver que en donde quiera puedes sintonizar tu radio o tu celular, así es que eso de que les hagan áreas específicas, la veo muy poco creíble porque de todas formas existen ondas de TV, radio, celular por mucho que apaguen en WiFi de los ruteadores cercanos. Pero en fin, pobre gente que lo padece, deben sentirse muy aislados del mundo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Como enfriar un cuarto en tres patadas

Los numeros en LOST

Pero... que pendejos y tapados están en Banamex