La ciudad

En todas partes del mundo hay una gran diferencia entre vivir en una ciudad, y vivir en un pueblo. Yo nací y crecí en una ciudad, la bella perla tapatía Guadalajara. Mi ciudad no es una gran metrópolis comparada con Hong Kong o la Ciudad de México, pero se defiende con 4.3 millones de habitantes.

Si bien no se puede decir que Guadalajara nunca duerme, como sucede con París y la Ciudad de México, hay muchas opciones de entretenimiento. Hay teatros, cafés, bares, antros, antros gays, museos, parques, convenciones, eventos, comics, tianguis, FIL, mercados y un montón de cosas más.

Pues bien, ahora vivo en una "ciudad". Puse ciudad entre comillas, porque para mí esto es un pueblo, y chiquito. Sin embargo, aquí se refieren a esta población como ciudad. Es la capital y cabecera municipal con pompa y fanfarria. Su población es de 20 mil habitantes en todo el municipio, lo que significa que en la "ciudad" somos todavía menos.

¿Qué significa ésto en sentido práctico? Que no hay nada que hacer aquí. Por ejemplo, si deseo ir a comer a un restaurante, aparte de que es carísimo, las opciones pueden ser contadas con los dedos de una mano. Si quiero salir a bailar, en todo el pueblo hay solamente dos bares. Uno es piano bar, sí horror, y el otro es a donde van todos los chavitos que todavía no tienen edad suficiente de salir corriendo de la "ciudad".

Cuando recién llegué, me contaron de un café que es LA ONDA, sitio al que acude la crema y nata de la cultura, música y cine de la región. Dicho de otra forma no es un café cualquiera, es EL CAFÉ. Total que cuando por fin decidí ir a mezclarme con la cultura, me di cuenta de que es una casa de 10 metros cuadrados con hippies fumando afuera, y congelándose al mismo tiempo, y dos que tres metaleros. Eso sí, el café está rico, pero no hay exposiciones de nada, sólo un lugar chiquito sin decoración o temática en donde se reúnen a fumar.

Lo que sí hay, increíblemente, es un centro comercial. Pero no se la puede uno pasar las 24 horas en el centro comercial, ¿o sí?

Comentarios

  1. Pues si no conociera tu historia como la conozco, te diría, ¿quién te manda?, pero bueno. Espero que eso se resuelva pronto...

    ResponderEliminar
  2. Uuufff que horrorrrrrr!!! cuando viví en Italia, era tmb un pueblo bastante pequeño de viejitos y tmb pasaba eso, no había NADA!!! solo bingos y cosas de esas para la 3ra edad y uno de 17 años pues quería salir corriendo jajajajajaja...
    Pero bueno, por lo menos tienes el cafe de fumadores!!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  3. No creo que se resuelva pronto a menos que te mudes!
    Pues qué te digo, andamos en las mismas.
    No habrá por allá salones de baile? NO bares, tienen un nombre especial (pero no me acuerdo cual es) Me han contado que se pone bien. POdría ser una opción ...no?

    ResponderEliminar
  4. Lo que nosotros pensamos es una calamidad del tercermundo, resulta ser la crema de la via. Concuerdo en que en Mexico y en general en muchas partes del 3er Mundo la vida brota y se desarrolla mas cabrona que en estos lugares, donde, en aras del orden, se les han muerto las neuronas de la imaginacion. Me acuerdo del libro de Jose Agustin: "Ciudades Desiertas" creo que describe bien mucho del trauma de los indios como yo al llegar a un lugar "civilizado".

    ResponderEliminar
  5. Nooooooo, pero si ahí hay un Cubus!! Eso es metropolis a niveles noruegos jajajaja
    Pobre mi Maria, vení a visitarme y aqui ahogaremos nuestras penas en gløgg :)

    ResponderEliminar
  6. claro que se puede!! siempre y cuando no te fruste no comprar algo todos los dias...

    ResponderEliminar
  7. Ya no se ni que decir, esos pueblos bicicleteros si dan en la torre emocionalmente. Abrazo

    ResponderEliminar
  8. Como diria un maestro de la facultad: rancho banqueteao.

    ResponderEliminar
  9. Pero si hay un Cubus!!!! XD, mis leotardos para llevar bajo los pantalones en invierno los compré allí XD

    ResponderEliminar
  10. Hola Rodolfo,
    Ya sé, jaja, quién me manda.

    Hola Beau,
    Y qué hacías para matar el aburrimiento? O peor aún, el aislamiento?

    Hola Bek,
    No sé, creo que hay un centro cultural, pero para colmo el dialecto de aquí no lo entiendo todavía.

    Hola Vic,
    En efecto, resulta que nosotros de tercermundistas tenemos mucha más vida que ellos aquí. Ahora comprendo aquello de que en México se respira vida.

    Hola Anti ama de casa desesperada,
    uff, te digo que es la metrópolis puebleril... jaja... (te copié la frase) Sí! yo quiero ir a visitarte!

    Hola Negra,
    Pues no es eso, pero ver diario lo mismo... aparte, en efecto el centro comercial está grande para los estándares noruegos. Pero para mí es un huevito.

    Hola Maga,
    En fecto, en efecto... no que me encanta de escribir aquí, es que hay quienes comprenden lo que es.

    Hola Vic,
    Hehehe, pues sí, es un ranchito. Y lo peor es lo acostumbrados que están al aislamiento aquí.

    Hola Tati!
    Mira, no sabía que tenías Cubus por allá, pensé que era algo más local, ya con eso me siento en una metrópolis.. jaja

    ResponderEliminar
  11. Hola!

    Y yo que siempre me ando quejando de que vivo en una Cuidad con 91,457 habitantes ... como te entiendo ;)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. y tu no los puedes poner en ambiente?? enséñales como se hace.

    ResponderEliminar
  13. Niña!! Espero que pases una muy feliz navidad, si yo tengo frío con 10 grados, ya me imagino como están las cosas por allá :s Y pues imagino como te debes sentir, tú tan acostumbrada a vivir aquí, y hasta visitando el DF de vez en cuando. Pero aquí también estoy sufriendo porque en todos los pinches lugares hay un madral de gente, y yo de ilusa que quería ir ahorita a comprar baguettes al walmars, Misión imposible. Como dicen: ni tanto que queme al santo ni tanto que no lo alumbre.
    Liv, no se si seas asidua visitante de peopleofwalmart.com como yo, pero sino te recomiendo que lo hagas ahora mismo!
    p.d. el lugar japones chido (masayume) ya chupó faros.
    Saludos a Rodrrrigo!! Un abrazote para tí de parte mía y de la Orden de 4.
    Atte. Yo.

    ResponderEliminar
  14. Hola Jessy!
    Santo niño de atocha, 91 mil habitantes ya es metrópolis!!

    Hola jask!
    ambiente? si se la pasan metidos en sus casas horneando pan de caja... argh

    Hola Anónima!
    Muchas gracias por los abrazos y demás! Cómo que ya no hay Masayume?? noooo... bueno, mientras sobreviva el Der Krug, todo está bueno.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Como enfriar un cuarto en tres patadas

Los numeros en LOST

Pero... que pendejos y tapados están en Banamex