Twilight


En búsqueda de una película dominguera, parte de la orden fue a dar al Cinépolis de plaza Pabellón con planes macabros de ver Twilight (Crepúsculo). Basada en las novelas de la llamada Anne Rice para adolescentes Stephanie Meyer, ésta película está dirigida a un público predominantemente femenino y adolescente. Milagrosamente, y con todo que ya abrieron El Palacio de Hierro por la zona, no nos costó trabajo llegar. Tampoco costó trabajo comprar boletos para las salas VIP.

Había leído ya comentarios del porqué es muy posible que si eres un adulto emocionado por ver Twilight es sinónimo de ser un idiota, y francamente hasta me había molestado leer dichos blogs que criticaban al público de la película, pero ahora que ya la vi... estoy de acuerdo.

Como es de todos sabido, cada autor le da las cualidades que le va en gana a sus respectivos vampiros. Así tenemos que los vampiros de Bram Stoker, no podían vivir lejos de su tierra y tampoco de día. Los vampiros de Poppy Z. Brite podían tener relaciones sexuales y hasta hijos. Los vampiros de Anne Rice no podían tener erecciones y tenían que vivir de noche (salvo los muy muy viejos). Pues bien, Stephanie Meyer hizo que sus vampiros no solo puedan vivir de día, sino que también les puede dar el sol. El único inconveniente es que cuando les da la luz de lleno, las personas que los ven se asustan porque su piel es traslúcida. Si se supone que son los "hijos de la noche", Stephanie Meyer se pasó por el trasero todas las viejas leyendas de los vampiros. Se supone que precisamente porque nunca les da el sol, es porque son tan blancos y traslúcidos. Pero ella dijo que son traslúcidos porque el don oscuro así lo dictaba, y pues terminamos con vampiros que hasta van a la escuela y su piel brilla como con glitter al sol.

Para no perder la costumbre, los personajes terminaron empanizados de pies a cabeza. Y en el caso de Robert Pattinson hasta con cejas color negro y labial tono Berry Kiss. El muchacho en sí es bastante guapo, pero algo cabezón, entonces con el peinado de señora copetona que le pusieron, pues se ve como que si viviera en México le dirían el yuca. La trama está espantosamente cursi, y la protagonista tarda así como que una hora en descubrir y con música de terror que se trata de que Edward es un vampiro. Está bien que la chava sea medio lenta, pero el público en general ya sabe que se trata de un vampiro, ¿porqué hacer la película tan larga en lo que ella lo averigua? Uno no se puede identificar con ella, uno lo ha sabido todo el tiempo.

En síntesis, me pareció una película horrorosamente empalagoza y muy cursi. Me encantan los libros de vampiros, pero si los libros tienen la mitad de la miel que la película, mejor busco otra cosita qué leer en lo que se me pasa el pegoste de tanta melcocha.

Comentarios

  1. Hola, tiene tiempo que sigo tu blog :)

    Interesante tu reseña, aunque no tenía idea de esa serie de libros. Cómo que me quedé en lo antiguo :S. O tal vez me llené bastante de historias de vampiros por un tiempo, que ahora no me llaman tanto la atención o igual sea porque se volvieron mas lucrativos. Y la pelí que me decepcionó horrible fue "la reina de los condenados" , que mala es!!

    Btw, me encanta Poppy Z. Brite.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Maga!
    Sí!! pero es genial burlarse de la película de precisamente lo mala que es... supongo que ya no sucederá que veamos una película basada en algún libro de Anne Rice bien hecha. Hmm.. luego yo dejé de ser fan de ella, hasta que leí Blood Canticle.. que es un asco de libro. Lestat cristiano... y traumado con Juan Diego... horror...

    Gracias por visitar :)

    ResponderEliminar
  3. Vaya por Dios!, tenía interés en verla pero la dejaré al final de la lista de películas :(

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Igual y si tienes amigos a la mano para criticar la película mientras la ven... puede incluso ser divertida. :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Como enfriar un cuarto en tres patadas

Los numeros en LOST

Pero... que pendejos y tapados están en Banamex