Hongosto

Regresando a las frivolidades después de mi post anterior, contaré que debido a un negocio que incluyó comprar una Canon usada, y revenderla junto con la Nikon que yo tenía, pude comprar una cámara digital nuevecita que hoy fui a estrenar a la Primavera en un día de campo. Aquí la foto de la cámara en cuestión:Se trata de una Nikon Coolpix S-52 en color rojo que aparte de que es muy elegante y bonita, toma fotos realmente increíbles. Entre sus curiosidades cuenta con un estabilizador de imagen, para gente como yo que tiene pulso de maraquero, y el zoom de Nikon se supone que es famoso por los acercamientos que se logran. Pero éste no es un post dedicado a mi nueva cámara, sino como su nombre lo dice al mes de agosto, mejor conocido como "hongosto".

Mi conocimiento sobre el tema de los hongos se reduce a champiñones al ajillo o al vino tinto acompañando mis cortes de carne; hongos alucinógenos que ví comiendo a Homero Simpson en algún episodio; y las setas que le ponen a los Pita Bolita que ordenamos en las reuniones de los sábados. Al menos así era hasta la mañana del día de hoy. Por favor note el lector que no estoy incluyendo Zangarmarsh de WoW, ni las setas en donde viven los Pitufos.

Pues bien con eso de las diez de la mañana salimos camino al bosque de la Primavera, pulmón de Guadalajara y escenario de múltiples pedas de antaño que al menos 9 de cada 10 tapatíos puede contar entre sus memorias de juventud. Nos encontramos con que el camino está muy erosionado debido a las intensas lluvias que han azotado la zona en las últimas semanas, y también con varios letreros en letras grandes que nos informan al gobierno le pertenece menos del 10% del bosque, el resto es propiedad privada por lo que nos invitan a no estropear la flora y la fauna y también a llevarnos nuestra propia basura a los respectivos hogares.

Entramos en total catorce kilómetros hasta que se volvió imposible avanzar más, y regresándonos un poco, dimos con una propiedad privada que estaba abierta y muy bien cuidada, nótese que no dejamos basura. Al sentarnos a disfrutar de los deliciosos baguettes que preparó mi prima empezamos a notar que había una cantidad importante de hongos alrededor de nosotras, aunque hoy no llovió ni tampoco ayer, en tan solo caminar menos de 50 metros cuadrados encontré varios tipos de hongos de diferentes colores y tamaños, unos realmente grandes y otros que según me cuentan son extremadamente venenosos y tienen forma de huevo.

Y como las fotos hablan más que mil palabras, en el siguiente foto-post pondré fotos de hongos y mi intento de identificarlos con ayuda de internet y Wikipedia. Antes sin embargo, incluiré la foto mas curiosa de la jornada, se trata de un tren de gusanos o tal vez orugas que paseaban en un tronco justo a un lado de donde estábamos plácidamente sentadas.


Mirando más de cerca, se veía mas o menos así:

De miedo sí.

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Conozco la cámara porque una de mis amigas la tiene y en los viajes me toca usarla para que ella salga en las fotos jajajaja :)

    Es muy buena y hace fotos de muy buena calidad, los colores son magníficos y hasta hoy mi amiga no le ha encontrado 'peros'.

    Y sí, esa cosa da miedo :S

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Ah mira que bien, pues yo ya le encontré un pero, resulta que la cámara en cuestión no tiene opción para las time-elapsed movies... o sea que no puedo tomar atardeceres acelerados, ni modo... ya la tengo pero todo lo demás que tiene me hace muy feliz.

    ResponderEliminar
  4. orales.. esas orugas! aguas con hongos venenosos.. jeje

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Como enfriar un cuarto en tres patadas

Los numeros en LOST

Pero... que pendejos y tapados están en Banamex