Sobre la cena navideña


La cena estuvo de poca madre, punto.




Comí hasta que me harté y aún así seguí comiendo mas. Es culpa de los anfitriones por hacer una cena tan deliciosa.

Aquí no he visto que se tenga la costumbre de que te den tu plato ya servido y que luego te pase aquello de que "chin, yo no quería tanto, chin yo quería mas". Aquí pasan un platón y cada invitado va incluyendo en su plato la parte de comida que se va a comer y como lo quiera combinar. Yo creo que por eso de repente sacan combinaciones de comida medio fumadas.

El platón que traía las carnes tenía salchichas tipo alemán, costillitas de cerdo (no, no a la BBQ), carne de cordero, carne de reno y chamorro. Todo había sido horneado en separado para no mezclar los sabores y sazonado con especias y en algunos casos ciruela pasa.

En las guarniciones había coles de Bruselas, zanahorias cocidas, papas hervidas y dos variedades de col: blanca y morada preparadas a la pimienta.

El pan es un pan plano llamado pan plano que sabe como a una mezcla entre oblea y cono de helado. Para acompañar todo, había gravy y mermelada, sí, mermelada. Exquisito.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Como enfriar un cuarto en tres patadas

Los numeros en LOST

Pero... que pendejos y tapados están en Banamex