Åre, Sverige

Ayer escuché mucho sueco, caminé bajo el cielo sueco y comí unas hamburguesas suecas.

Son las 10 de la mañana, el cielo se ve nublado como todos los días, el suelo húmedo y no hay rastros de nieve, nieve condenada que ha estado ausente todo diciembre. Preparo mi abrigo de Liz Claiborne que me regaló mi prima y mis guantes de piel del Palacio de Hierro. Estoy emocionada, voy a ir a Suecia.

El camino pasa sin contratiempos, al rato de partir me dicen: "ah, por cierto... ya estamos en Suecia"... veo mi teléfono celular y resulta que ahora mi proveedor de servicios es Telia. Excelente, hasta mi celular ya sabía que estaba en Suecia y yo no. Me quedé con las ganas de ver el letrero deseando una bienvenida. Pero realmente no es una lástima porque yo iba muy entretenida viendo el paisaje, me había quedado con una sed de nieve tremenda ya que como dije antes la condenada ha brillado por su ausencia, y el camino estaba colmado de nieve, un río y lagos adornaban el ambiente. Desde el auto en movimiento tomé esta foto:



Ya casi estábamos llegando a Åre cuando me di cuenta de que había muchos lugares para esquiar, y no estaba equivocada ya que me cuentan que es la actividad principal de ese lugar. Por ejemplo del 3 al 18 de febrero se realizarán competencias a nivel mundial, para información:

http://www.are2007.com/

O también:

http://www.visitare.se/

Tampoco hay que leer todo el sitio, con darle una vista a las fotos es suficiente.
El lugar está hermoso, y se respira navidad tan solo por ver todo lleno de nieve y chimeneas con humo desde las casas.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Como enfriar un cuarto en tres patadas

Los numeros en LOST

Pero... que pendejos y tapados están en Banamex