Puntualidad

Al día de hoy ya me he echado cuatro cenas navideñas, y la cosa no parece parar ahí puesto que veo que siguen preparando galletas, pasteles y demás cosas.

Algo muy diferente a México es nada más y nada menos que la puntualidad, aquí te dicen que es a la 1 y empiezas a calcular tu tiempo: "ok, me baño a la una, luego me maquillo cuando encuentre que ponerme para ya estar lista a las 2 o 3" pues NO! aquí te dicen que es a la una, y es a la UNA. Punto.

Es bonito ver como la puntualidad le hace la vida mejor tanto a los invitados como al anfitrion ya que todos comen a la misma hora y no hay que andarle calentando en el micro luego a dos que tres que llegaron mil años tarde. (yo soy normalmente una de esas personas), a la hora del té sirven un plato lleno de galletas hechas en casa deliciosas y tampoco hay de que el que llegó tarde se atasca de galletas porque no alcanzó comida.
Aprovecho para incluir la foto de esta torre de galletas, el de al lado es un mousse de mora que solo crece por acá llamado: multekrem y la mora se llama multe. Hasta con banderitas incluidas.

Comentarios

  1. Dios del cielo, es posibble creer que tu hayas escrito eso sobre la puntualidad y sobre todo que reconoscas que es bueno, me da gusto que los aires polares te siente de maravilla y pienses asi.

    ResponderEliminar
  2. Sí, imposible pero cierto.. YO pienso que es la onda la puntualidad... YO... que soy la que diario llega al último a donde quiera.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Como enfriar un cuarto en tres patadas

Los numeros en LOST

Pero... que pendejos y tapados están en Banamex