Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2014

Camila y el transporte público en Oslo

Imagen
Tengo una amiga de Brasil. La conocí cuando estudiaba noruego. Después de unos meses, se mudó a Oslo y la pobre batalló mucho para entender la cultura de la capital noruega. En mis muy escasas visitas a Oslo, me he dado cuenta de que los choferes del transporte público son exageradamente parecidos a los parisinos. ¡Groserísimos!

Yo lo que quiero creer, es que tuve muy mala suerte con la gente con la que me topé, porque los noruegos en general son personas muy lindas y amables, pero en fin. Lo que les quiero contar es sobre Camila y un chofer del cual se desconoce su nombre.

Camila es brasileira. Es alta, cabezo color cobre y lacio. Tiene unas caderas que siempre tienen a todos bobeando cuando la ven. También tiene un excelente sentido el humor, y también suele ser muy cómica cuando la hacen enojar.

En México, o mejor dicho en Guadalajara que es de donde yo vengo, el pasaje del camión urbano cuesta una cantidad X, digamos 7 pesos. Pagas 7 pesos y tienes derecho a sentarte en el camión…

Firmes

Imagen
Pasa algo muy curioso cuando hay nieve. Si espera uno fuera de las tiendas, casa, o cualquier entrada a un edificio, parece como si soldados estuvieran marchando. Desde niños pequeñitos, pasando por adultos y ancianos, todos marchan en las entradas. Son como tres pasos. Hay veces que me entretengo al imaginar una voz que dice: - Firmes, ¡ya! - Paso redoblado, ¡ya!

La explicación, es que cuando se camina entre la nieve, la misma se adhiere a los zapatos. Si uno no se quita la nieve antes de entrar a un lugar cálido, entonces se derrite y moja los zapatos/pantalones/medias, etc. Bastan unos golpes fuertes contra el suelo, unos pasos fuertes como de marcha, y con eso ya no hay nieve.

Créanme, que se ve y se escucha muy chistoso. También yo lo tengo que hacer, obvio. Y cuando tengo que hacerlo, siempre repito en mi cabeza "Un, dos, tres, cuatro". Me pregunto si eso de marchar marcando el paso tiene algo que ver con la nieve. Honestamente lo dudo muchísimo.