30 de mayo de 2013

Alergia a internet

Días como hoy, me da un gusto enorme que no tengo que tratar directamente con los clientes. Es que uno escucha cada cosa, que ya no sabe si es una leyenda urbana o de qué se trata. Esta la puedo contar casi de primera mano. Le pasó al amigo de un amigo en una empresa que no es en donde yo trabajo. Y dice así:

Llama una señora iracunda al departamento de Servicio al Cliente. Explica durante largo rato que se siente mal, y no ha podido ni dormir por culpa de sus alergias. Después de que el pobre e indefenso agente de Servicio al Cliente le hace saber de su simpatía y confusión de qué pitos tiene eso que ver con su internet, ella explica casi entre lágrimas que quiere que le cambien el ruteador, quiere uno que no tenga WiFi. En un esfuerzo por arreglar el problema del cliente, que para ahora ya estaba casi histérica, le pregunta el motivo. La mujer dice: razones médicas, soy alérgica a las ondas de internet.

Pausa. Repito: Alergia a las ondas de internet.


Mi cara cuando me dijeron de la alergia.

El ahora confundido pero aún amable agente le intentó explicar que jamás había escuchado de semejante cosa, ante lo cual, la mujer cada vez más iracunda le hizo saber que le habían hecho estudios médicos. Su médico le explicó que ella es alérgica a las ondas de internet y ya. Ella habló con todos sus vecinos, y está desesperada porque nadie le hizo caso de apagar sus respectivos WiFi, pero al menos dentro de su casa quiere deshacerse de ese objeto diabólico llamado ruteador. Pero no quiere quedarse sin internet tampoco, ¿qué haría sin Facebook? La solución es simple: un ruteador sin opción de redes inalámbricas.

Changos, y ese ¿de donde lo saca uno? El apreciable y amable agente le explica que el último ruteador sin capacidad de WiFi fue enviado en un embarque hacia el tercer mundo hace ya más de 5 años, por lo que es posible que se tarden en conseguirlo, pero le explica que es posible deshabilitar la opción de WiFi para que ella se conecte por medio de cable y ya no sufra problemas.

- ¡Pero es que mi cerebro funciona como una antena! Soy muy sensible a las ondas de internet.

Después de un estira y afloja de algunos largos minutos, se le deshabilitó remotamente la opción de red inalámbrica y ella quedó feliz. No ha vuelto a llamar.

Cuando leí el reporte me morí de la risa, y un chiste local es que cada que le duele a alguien la cabeza es por culpa del internet y los diabólicos ruteadores. Pero después de revisar un poco en línea, me di cuenta de que esta persona no es la única que dice sufrir de alergia a las ondas electromagnéticas. Hay varios casos de personas que se dicen alérgicos y nadie (o casi nadie) les cree. Yo creo que tiene más de hipocondríaca que de alérgica. ¿Que será al final?

29 de mayo de 2013

Aurora boreal en espiral



Ésta foto la debía para mi blog desde hace MUUUUUU...

Era un 24 de enero de 2012. Dijeron que por otra tormenta solar, se esperaban auroras boreales. Desde un día antes, había empacado mi cámara y demás tiliches, para poder ir a tomar fotos. En cuanto fue la hora de la salida, corrimos despavoridos a la montaña, para tener una mejor vista. Dijeron que la tormenta empezaría a las 5pm. Nos dieron las 5, luego las 6pm y yo con el dedo listo en la cámara para que nunca pasara nada. Después de un rato a la interperie y en temperaturas bajo cero, me congelé el trasero bien y bonito. Nos metimos mejor a tomar chocolate caliente porque en serio que estaba toda congelada, y después de revisar el cielo de nuevo, decidimos abortar la misión y mejor regresarnos a nuestra soberana casa, ya que las auroras habían brillado por su ausencia.

Llegamos a nuestra casa, el cielo seguía negro. Ya cuando me dispuse a dormir, así como que de churro se me ocurre asomarme y ahí estaba, la aurora a todo lo que daba y yo con la cámara todavía en el coche. ¡Ley de Murphy, te odio! Con todo y los contratiempos tuve la suerte de tomar varias fotos, y aquí les presumo una aurora en forma de espiral.

¿Qué les parece? Yo desde peque que veía los anuncios de Coca-Cola con osos plares me moría por ver una. Son hermosas.

28 de mayo de 2013

Raya y yo somos amigas, somos amigas Raya y yo.



Esta belleza se llama Raya, aunque sus dueños son mis suegros y no yo, eso no impide que nos la llevemos super bien. Raya es uno de los perros mas adorables que conozco, tiene bonito carácter y es exageradamente sociable. No soy fanática de los Border collie, pero como siempre pasa para los que amamos a los caninos, siempre hay uno en especial que nos enamora.

Durante generaciones se ha criado a los Border collie para ayuden a pastorear, lo cual se nota en Raya en los meses de verano, porque se la pasa corriendo de un lado a otro como loca detrás de las aves, de los niños, de los coches y de todo lo que se mueva. Ella vive en la montaña, no conoce las correas y corre libre por donde le place. Jamás se ha escapado. Nunca han tenido que salir a buscarla, siempre se la pasa cerca de su casa, es la primera en saludar en cuanto llega visita.

Cuando alguno de nosotros decidimos irnos a caminar al bosque, o ir a la cabaña, Raya siempre nos acompaña. Es muy chistoso, pero cuando camino sola por las calles, es costumbre que la gente me observe demasiado. Todo cambia drásticamente cuando llevo a un perro conmigo. Lo he notado cuando salgo a pasear con Viktor - un labrador gigante y también adorable que vive en la casa de al lado - entonces, cuanta persona encuentro me sonríe y hasta me saludan y me preguntan por el nombre del perro en cuestión, y me desean un buen día. Eso me pone muy de buenas.

Queda Raya presentada, si en un futuro les muestro fotos de paisajes y hay una hermosa Border collie en las fotos, entonces ya sabrán que se trata de Raya, quien me acompaña muy seguido por el bosque. Decía Fleur que por lo general es posible saber si una persona tiene buen corazón o no, con sólo saber si le gustan los animales. Yo estoy de acuerdo con ella hasta con la excepción que viene siendo Hitler.

27 de mayo de 2013

Kan jeg hjelpe deg med noe?

Rodrigo y yo tenemos un pleito eterno. El nunca -o casi nunca- va de compras. Cuando ya no le queda de otra, va a regañadientes y le gusta que lo traten muy al estilo local, mismo que yo ODIO. Así con horrorosas mayúsculas.

Yo estoy acostumbrada a las junglas asfálticas. Lo común es entrar a una tienda a ver, si se te ofrece algo preguntas y ya. El vendedor puede o no saludarte, pero eso no impide que puedas ver lo que quieras en la tienda sin que nadie te moleste. Aquí se usa todo lo contrario.

- Cabe hacer un paréntesis para explicar que me refiero al pueblito en donde vivo, no a Noruega en general, en Trondheim no he visto que sea así y en Oslo el servicio al cliente es otro tema para blog por lo famosos que son por groseros, pero en fin. -

Imagina que entras a una tienda en este ranchito. Si eres el único cliente - que por lo general así es - el vendedor/a suelta lo que está haciendo y corre como por su vida, a preguntar la ensayadísima frase: Kan jeg hjelpe deg med noe? - ¿Le puedo ayudar en algo?


14 de mayo de 2013

Preguntas frecuentes


En Noruega llegó por fin el verano, interrumpido por invierno, y luego se hizo primavera. El clima está mas loco que todos los años combinados. Un día cae nieve, al día siguiente está el calor hasta en 18°C (inaudito para un mayo). Ya les hablé del clima, ahora pasemos a cosas más interesantes.

Con cierta regularidad llegan a mi correo mensajes para preguntarme sobre la vida en Noruega, consejos de viaje, y demás. Por lo mismo, decidí hacer una sección de Preguntas Frecuentes. Si tienen alguna pregunta que quieran que responda, sobre mi, sobre Noruega, sobre visas, sobre Europa, Escandinavia y demás, por favor déjenmelo saber, para incluir mis respuestas.

Todos sabemos que de muchas preguntas no sabré la respuesta, pero les prometo contestar a la medida de mis posibilidades. Si no sé la respuesta, les prometo investigar un poco y al menos poner algún enlace que les pueda ayudar.

Sin más por el momento, me despido momentáneamente de ustedes. xoxo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...