Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2009

La primera del invierno

Imagen
La foto es elocuente. Todavía no se termina de pintar de amarillo y naranja el paisaje, cuando ya cayó la primer nevada. Lo primero que pensé al ver la foto, fue si las ovejas no tendrían frío. A los segundos recordé que precisamente de ellas se saca la lana. Duh, despistada hasta la muerte.

Apenas estamos en septiembre. Aunque la nieve no se quedó en el suelo porque todavía está muy "tibio", como dijeran los oriundos de la región, ya se sintió el cambio en el clima. Y escribo "tibio" así entre comillas, porque la temperatura ya bajó a 3°C y se espera que para el miércoles estemos a -1°C. En Guadalajara, esas son temperaturas de contingencia, pero aquí es "tibio". En noruego, para referirse a temperaturas arriba de cero, les llaman "varmegrader", grados tibios. Así es que estamos todavía en grados tibios, por ende el suelo "tibio".

Mientras escribo esto, me caliento un poco degustando un chocolate caliente con un chorrito de licor de men…

Ciclo escolar

Imagen
En Noruega, el ciclo escolar inició el 19 de agosto, fecha en que entré ya por fin a clases de noruego. Aunque se trate de clases del idioma solamente, está organizado todo de acuerdo al año escolar. Esa hermosa burocracia.

Pero, si ya me ha leído antes, sabrá que ya había estado en clases de noruego. En efecto, en lo que se juntaba un grupo al que me pudiera unir, pude asistir a dos clases semanales, mismas que no me sirvieron de nada. Como de todas formas tendría que volver a empezar una vez que hubiera grupo para mi, no consideré necesario perderme las tardes de verano, tan sólo por ir a encerrarme a un salón apestoso.

La maestra de ese curso semanal era linda, pero no sabía cómo mantener a un grupo callado. Todo el mundo la interrumpía y no explicaba nada en lo más mínimo. Para colmo, el empezar de esa forma sólo hizo que yo odiara el idioma en su totalidad. Hay mil y un razones del por que puede uno odiar el noruego, pero ese es tema de otro post.

En cambio, mis clases de ahora está…

Martna'n

Imagen
Carnes frías. Salchichas de muchos tipos, jamón serrano. Ñom.

Una vez más, me encuentro en domingo entre ebria y cruda. El maquillaje, que tanto favor me hizo hace unas horas, está ahora repartido entre mi almohada y mis mejillas. Mi cabello tiene tanto frizz, que luce como el de Amanda Miguel y no, eso no es algo bueno. Mi cabeza todavía da vueltas, aunque si tengo suerte, tan sólo me molesta la luz del sol. Tengo muchísima sed y pienso que lo mejor es salir a buscar algo para desayunar.

Mi elección es el tianguis porque la comida está muy rica y fresca. Eso sin contar con que en el mismo lugar se puede elegir entre comer barbacoa, tacos, tostadas, gorditas, quesadillas o biónicos sin caminar más de unos pasos. Normalmente como, bobeo y huyo antes de que haya mucha gente.

Seguido sucedía lo que acabo de describir cuando vivía en Guadalajara. Me encuentro a muchos años, kilómetros y fiestas desde entonces. Ahora vivo en un pueblito escandinavo, en el que debido al clima no hay comercio a…