31 de julio de 2009

Fin de semana


Así lucía yo el lunes por la mañana.

El pasado fin de semana tuvo de todo menos aburrimiento. Hubo drama, misterio, sol, risas, cambio de casa, fiesta, compras, cruda, cine, lluvia y hasta comida chilena. Así es que sin más, aquí les dejo la reseña:

El viernes amaneció soleado y salí de casa temprano, me fui de compras y por fin adquirí todo lo necesario para mi amiga del swap. Fotos próximamente. Más tarde, me encontré con Rodrigo en un restaurante de comida chilena y me atasqué un churrasco enorme y delicioso.

No me odien, pero estaba delicioso.

Saliendo de ahí, caminamos un rato y decidimos ir por un par de cervezas a una micro-cervecería. Es tipo Der Krug en Guadalajara, pero aquí se llama Mikrobryggeri y cuesta cuatro veces más, pero vale la pena. Al final me tomé dos cervezas lager de verano, que me gustaron mucho aún cuando soy fan acérrima de las stouts.

Clarito dice de donde me robé la foto

Saliendo de ahí, y aunque ya era tarde, se nos ocurrió revisar la cartelera y Brüno empezaba en menos de quince minutos. Apuramos pedaleo en las bicis, y llegamos justo a tiempo para comprar palomitas y ver la película.

¿Qué les puedo decir? A mi casi no me gustó. Me hizo reír un poco, pero nada del otro mundo. Muchas risas forzadas y demasiada locura en la pantalla. Es de esas películas con ideas que podrían haber sido muy graciosas, pero por alguna razón no lo fueron.

El sábado nos invitaron a una fiesta de cumpleaños. Después de decidir que la bicicleta era la mejor opción para acudir a la cita, llegamos a la fiesta con eso de las 9 de la noche y acompañados de vodka y dos botellas de vino tinto. La fiesta estuvo genial. Las chicas hablando su lengua materna, el español. Los maridos, en su mayoría noruegos, con sangre ligera y agradables. La combinación fue excelente, porque nos la pasamos a carcajadas mucho rato. También ayudó que las botellas de alcohol empezaron a vaciarse.


Al poco rato, empezamos a cantar con el Singstar, que es un karaoke. Después le seguimos con Spotify, y a eso de las tres de la mañana hicimos un cuarteto cantando Querida de Juan Gabriel. Fue ahí cuando me dí cuenta que la naca y cursi que llevo dentro aflora con más facilidad del otro lado del mundo.

En fin, bailamos largo rato hasta que la casa se empezó a cimbrar. Al principio nos asustamos y yo hasta pensé que había temblado y me estaba preparando mentalmente para un maremoto (tsunami para que se oiga chic). Nunca había vivido en puerto antes. En Guadalara está cabrón que te llegue la ola si el mar está a como cinco horas de distancia, pero aquí de seguro me mata la pinche ola verde. Sin embargo, después de unos minutos descubrimos que no había ocurrido ningún temblor, era el vecino de abajo que seguro se hartó de la fiesta que teníamos y puso sus bocinas tamaño diablo como diciendo: ¿Quieren música? ¡Pues tengan!


El trayecto de regreso fue bajo la lluvia. Resulta que otra pareja vive cerca, y nos regresamos juntos, cada quien caminando al lado de su bici. Porque si te descubren pedaleando tu bici bajo los efectos del alcohol, te quitan tu licencia de manejo y te multan. Aunque se trate de una bici.

El domingo, amanecí con una cruda de baja intensidad. El detalle fue que llegamos a dormir como a las 4 y media, y el teléfono sonó a las 8 de la mañana. Era el papá de Rodrigo, avisándonos que había conseguido un remolque del tamaño ideal para mudarnos, y que iría por nosotros en la tarde.

Verga y nosotros que no habíamos empacado ni un plato. El plan inicial era empacar el domingo y parte del lunes, para el lunes por la tarde llevarnos todo. Pero ahora, crudos y sin dormir teníamos que ponernos a empacar todo en tan sólo unas horas.

No me pregunten detalles, pero lo logramos. Esa misma tarde salimos de la ciudad para mudarnos al pueblito en donde estamos ahora, en donde nos recibieron con Sodd. Pero esa es otra historia, y debe ser contada en otra ocasión.

19 de julio de 2009

¡Swap europeo!

¿Qué tal? Es mexicanísima, ¿quién dijo que no? Luego no quieren que los mexicanos nos enojemos cuando vemos cosas así.

En fin, esperando siempre lo mejor, y con esperanza de que ésta vez todo salga bien, me he apuntado para el swap que organiza Natalie. El tema es el verano, y está restringido a participantes que vivan en Europa.

El cuestionario es el siguiente:

1.- ¿Qué es lo que más te recuerda al verano?:
Las vacaciones, la playa, arena que parece talco, el mar, margaritas, el bloqueador. En la ciudad el tomar cerveza helada con los amigos en lugares al aire libre, usar huaraches y faldas cortas y vaporosas.

*¿Cuáles colores?: La combinación de azul turquesa con violeta, verde en varias gamas como: azulverde, verde pistache, el color rojo, el azul.
*¿Cuáles sabores?: la sandía, el mango, pepino, limón, coco, lima.
*¿Cuáles olores?: Me encanta el olor a coco y lima, tal vez un poco de olores cítricos también, olores a fresa, frambuesa o moras.

2.- ¿Qué tipo de olores, sabores o colores te desagradan?
El anís... lo ODIO, acá le dicen licorice o lakris. Asco.
En ropa no me pondría algo amarillo pollo, naranja o colores chillantes en general. Y por favor NO me manden ni blødpolse ni lutefisk. Perdón, pero todavía no lo supero, jaja.

3.- ¿Qué cosas NO puedes recibir? (ya sea porque tienes alergias, fobias, encuentras que es feo...)?
Hmm.. me uno a eso de que no me manden arañas por favor, jaja. Pero ya en serio, y considerando las ideas que puse: ya tengo sombras de maquillaje Hello Kitty de H&M, y también las bandas para el cabello de colores (también de H&M).
Digo, más vale avisar desde antes... :P
4.- ¿Qué tipo de cosas te gustaría recibir? (considerando el presupuesto)
Uy, no me pongo difícil, en serio. Pueden ser: llaveros, plumas, postales, bandas para el cabello, esa combinación veraniega de turquesa con morado me encanta, anillos (entre más grandes mejor) algo de Hello Kitty, tal vez algo de artesanía hecho a mano que huela rico, pantuflas, sandalias, etc.

Sobre maquillaje, creo que las sombras para los ojos llegarían hechas polvo...

5.- ¿Hay algo que uses solamente en verano y no el resto del año? (obviando al bloqueador)
Faldas, zapatos, descubiertos.

6.- ¿Qué tallas usas?
Soy XXL en casi todo. I'm a big girl!

7.- ¿Usas maquillaje y/o joyas?
Sí, las dos.
8.- ¿Tienes algún pasatiempo o coleccionas algo?
Soy una gamer de hueso colorado, pero coleccionar... no creo, tal vez gafas para el sol.

9.- Comenta tu experiencia con los veranos en tu niñez y relata si tienes algún recuerdo bonito.
Vengo de una ciudad en donde hay clima de primavera casi todo el año, así es que más bien puedo contarles de las vacaciones de verano. La mayoría fueron a la playa, me encanta saltar las olas en donde estén altas, meterme horas a la alberca a nadar y salir hasta que ya tengo los dedos chinitos.

17 de julio de 2009

Cabos sueltos


El color morado/violeta/púrpura me vuelve loca, punto.


Les conté en el post anterior sobre mi bici, pero les debía la foto. Así es que aquí está. ¿A poco no está linda? Si ya me gustó eso de la ley de la atracción, ahí les aviso cuando me gane el premio mayor de la lotería, soy capaz de bailarles al estilo de Laura Leon. Por cierto que me siento ancianita, ahora que busqué el enlace al video vi que en esa novela salían Lorena Tassinari, Diego Luna y Sergio Sendel entre otros: Sergio Sendel es aún villano de telenovelas, pero con los años se puso mas bueno; Diego Luna paso de hermanito gordito y latoso a sex symbol y Lorena Tassinari se convirtió en cantante de New Age, les recomiendo muchísimo Ciru Hua.


Primer coche a los 18 años, primera bici muchos años después (no tantos pues)


Pero volvamos al tema, les había contado que cambiaba mucho la ciudad con las estaciones, aquí están las fotos que muestran que tanto. En ésta ciudad no hay más de 200 metros planos, por lo que salir en bici implica ejercitarse por tantas subidas y bajadas. Cerca del centro hay una calle con una subida atroz.

La subida atroz en invierno.

No se le quita lo atroz en verano.

Por eso hay un aparato carga bicicletas marca Acme.

Basta comprar membresía por un año e ingresar un código, o pagar unas cuantas coronas, y lo carga uno hasta arriba para ahorrarse el esfuerzo de la subida atroz. ¿Ven? No bromeaba cuando les dije que aquí está muy bien equipado para bicicletas.


Durante el invierno.

En verano.


Es tan extraño para mi, que vengo de una ciudad que parece que tiene primavera/verano eterno, el estar en un lugar en donde tus actividades y planes giran en torno al clima.

16 de julio de 2009

Bici y bombones


Al recorrer las carreteras en ésta época del año, es muy común ver bombones regados por todo el paisaje. Es pasto empacado en bolsas de plástico color blanco, al que le añaden un líquido especial como conservador. Así dura todo el invierno, para alimentar a las vacas.

El verano sigue aquí pero de forma extraña. Llegó una onda de calor hace unas semanas, que nos tenía maldiciendo a toda hora. No se podía dormir en las noches, tenía uno que bañarse tres veces al día. Pero al cabo de unos días solamente, la temperatura bajó otra vez y empezó a llover. Los últimos días han estado raros, amanece soleado pero en la tarde hay una lluvia ligera. Lo bueno, es que todo sigue verde y lleno de flores, para deleite mío.

Éste verano adquirí una nueva libertad, me compré una bicicleta. Fue un pedo encontrarla porque yo la quería barata, atributo que ninguna bici nueva cumpliría y menos en este país de primer mundo. Pero, después de buscar por días en sitios de clasificados, tuve éxito. La historia de cómo la encontré es curiosa, y se las voy a contar, ahora sólo imagínense el tono místico para darle el dramatismo adecuado.

Después de días que se habían convertido en semanas de frustración, ya me sabía todos los clasificados de bicicletas por la zona. Algunos me recomendaban comprarme una bici nueva y barata, hubo quien me dijo que fuera a Suecia a comprarla, otros me recomendaron ir a las subastas de la policía, y aunque seguí el consejo de todos al menos informándome sobre lo viable de las opciones, nada. La subasta de la policía había pasado ya, ir a Suecia sin coche pues no, los clasificados con bicis viejas y caras, y las bicis nuevas y baratas parecían hechas de hojalata.

Una noche, después de haberle dado una vuelta a todos los sitios durante horas, me fui a dormir francamente frustrada y enojada. Antes de dormir pensé en eso de la ley de la atracción y su veracidad, me reí de lo ilusa que soy y me dije: "Si es cierto que existe tal cosa, quiero una bici de color morado, de buena marca, en buen estado, que no pase de las 800 coronas, con canasta negra y no tan alta, para poder meter el pie por si pierdo el equilibrio en lo que aprendo a usarla". Al día siguiente, encontré una bici con TODAS esas características en Hell, un pueblito del que ya les he contado antes. Pagué tan sólo 600 coronas.

Esta foto la tomé el día que compré la bici, en el puente de Hell.


Al día siguiente, fuimos a una fortaleza que tiene una vista linda de la ciudad.

Desde que tengo mi bici, salgo casi todos los días a dar paseos por la ciudad. Si hay algo que reconocer de aquí, es que hay montones de vías especialmente para ciclistas. Ya no dependo del transporte urbando y ando para todos lados aunque ya me he perdido en más de una ocasión. Lo mejor, es que cuando me pierdo, termino conociendo más lugares y me ubico más a la hora de salir.

7 de julio de 2009

Sherlock Swap y los carteros tarados

Tal vez no lo recuerden, tiene casi dos décadas que sucedió. Macarena organizó un swap (intercambio pues), en el que participamos varios de sus lectores. El swap se trataba de enviar pequeños detalles en un sobre, cuidando que nuestro amigo secreto no se diera cuenta.

Con gran emoción, nos ocupamos los participantes en encontrar detalles que se acoplaran al presupuesto y al tamaño del paquete. En mi caso, la chica que me tocó no dio muchos datos de ella misma, así es que me quebré un rato la cabeza buscando algo que le pudiera gustar. Al fin, después de ir de compras varias veces, tuve todo listo y se lo envié. Le tomé una foto al paquete, y la publiqué en mi blog cruzando los dedos porque le llegara pronto y bien.

Pasaron los días...
pasaron las semanas...
pasaron los meses...
Hubo una epidemia de influenza en México, la controlaron. Llegó la primavera, salió el sol, fui a Suecia, regresé. Murió Michael Jackson, se cayeron los servidores de Google, salió el Iphone 3GS, le pusieron una putiza al PAN y al PRD en las elecciones en México...

Total que el paquete nunca llegó. Presenté un reclamo en la oficina de correos y me dijeron que lo buscarían. Mientras tanto, compré nuevamente los regalitos de la lista para enviárselos ésta vez a Macarena ya que ella se encargaría de incluir regalos también y después enviarlo. El nuevo SWAP le llegó a Macarena apenas ayer, mismo día en que a mí me llegó una notificación de la oficina de correos informándome que en efecto, mi paquete se perdió.

La traducción de la carta, bien podría leerse así:
"Estimada María, no sabemos en donde quedó su paquete, se nos perdió. Pero por favor no nos culpe y siga utilizando nuestros servicios, que al cabo que no le queda de otra, ¿devolverle lo que costó el envío? Mejor espere sentada, gracias"

Pero, en toda ésta telenovela no hemos considerado que la Ley de Murphy es grande y se cumple más que la de la gravedad. ¿Quieren pruebas? Sigan leyendo por favor.

El día de hoy cuando llegó Rodrigo del trabajo, recuerdo aquí al lector que justo AYER le llegó a Macarena el nuevo swap para mi amiga secreta, me pidió que lo acompañara a revisar el correo. En efecto, mi swap perdido desde hace dos décadas reposaba en mi casilla de correo.

El paquete está sano y salvo, el contenido parece estar intacto. Podría intentar adivinar lo que pasó todo éste tiempo con mi paquete, pero las pistas lo dicen todo.

1. El sello del que pongo la foto arriba, indica que el paquete llegó a Osorno, Chile el día 18 de abril. Tan sólo 15 días después de haber sido enviado por mí.
2. Tiene varios sellos que dicen DEVUELTO AL REMITENTE.
3. Los dos swaps que nunca llegaron a su destino, fueron enviados de la misma ciudad en Noruega hacia la misma ciudad en Chile.

UPDATE: La ciudad destino no era la misma, sólo el país. No sé de dónde saqué eso, fue tal vez un recuerdo falso.

En fin, espero que el nuevo swap le llegue pronto y bien a mi amiga secreta. Seguiré esperando a que llegue para poder poner detalles de lo que me llegó a mi.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...